N u v o l a

Centro de Educación Infantil 

Metodología



Nuestro principal objetivo es que el niño crezca en un ambiente seguro y afectivo, rico en estímulos y cariño para desarrollar al máximo todas sus capacidades. Para ello, empleamos una metodología fundamentada en los siguientes principios:


  • C lima de aula positivo: Creando un ambiente favorable y motivador, consiguiendo así una actitud positiva por parte del niño.
  • R espuestas educativas a partir de la experiencia: trataremos de aprovechar al máximo y estimular las capacidades de los niños, previniendo también las posibles dificultades y buscando las respuestas educativas más adecuadas a las necesidades y capacidades de cada alumno.
  • E nfoque globalizador/interdisciplinar: trabajando la construcción de aprendizajes significativos a través de una perspectiva globalizadora. Lo haremos a través del juego mediante actividades planificadas previamente, ya que el juego es sin duda en esta edad su modo natural de aprendizaje, de relación con los que le rodean y de conocimiento de su entorno.
  • A utonomía: creando aprendizajes autónomos para la vida diaria.
  • T enemos en cuenta la Atención a la diversidad: tenemos en cuenta la diversidad en el aula, por lo que nuestra práctica educativa toma en consideración las diferencias, respetando y contribuyendo a que cada niño acepte su identidad personal y a que todos puedan conocer otras experiencias y realidades distintas a la propia. 
  • I ndividualizada: adaptándonos siempre al ritmo evolutivo de cada niño, respetando siempre las diferencias existentes.
  • V ivenciación: la observación, exploración y experimentación constituyen los ejes sobre los que se desarrollan las actividades del aula.
  • I nteracción maestro-niño: nuestra actitud será equilibrada, poniendo límites y mostrando gran afectividad, seguridad y disponibilidad hacia los niños. Reforzaremos positivamente a los alumnos dando coherencia entre los mensajes transmitidos de forma verbal y no verbal, dándoles confianza en sí mismos y creando una imagen positiva de su trabajo.
  • D istribución espacio-temporal: organizando el aula en rincones para favorecer la toma de decisión de los niños y ayudarles a ser más autónomos. De esta forma, encontrarán materiales diversos para realizar actividades distintas en el mismo tiempo.
  • A prendizajes significativos: proporcionando nuevas experiencias y potenciando la construcción de aprendizajes funcionales y significativos.
  • D inámica activa: potenciando la adquisición de estrategias y procedimientos cognitivos convirtiendo al niño en el protagonista de su propio aprendizaje.


  

El  juego  es nuestro principal recurso metodológico. A través de él, los niños aprenden, se desarrollan, adquieren nociones sobre el propio esquema corporal, los objetos y el otro, se divierten y se socializan… consiguiendo un equilibrio personal. Además, la música cobra en él gran importancia contribuyendo positivamente en su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz, ayudando al niño a iniciarse en sus primeras palabras y expresiones, y a integrarse activamente en la sociedad ya que la música les ayuda a lograr autonomía en sus actividades más habituales.

  

Además, la  experimentación  y manipulación  también será fundamental para la adquisición de aprendizajes significativos. Emplearemos materiales diversos que favorezcan el descubrimiento y permitan la observación, la simbolización y la representación. En ocasiones, emplearemos materiales de uso cotidiano para acercarlos a la vida real y provocar la curiosidad y el interés de los niños, fomentando el desarrollo de las distintas competencias (lenguaje, motricidad, artística…) 

  

No olvidamos áreas tan importantes como la psicomotricidad, la expresión plástica y la iniciación al inglés, que cobran gran protagonismo en nuestra metodología.
Mediante nuestras actividades fomentaremos actitudes de tolerancia y respeto, de ayuda mutua, de coordinación y colaboración, potenciando la autoestima y la motivación por aprender ya que uno de los objetivos que nos proponemos en esta etapa es la adquisición de hábitos y normas de comportamiento.
La interacción familia-escuela es uno de los pilares básicos para asentar una educación infantil de calidad, por ello creemos en la importancia de fomentar la comunicación y la coordinación con la familia y la participación de ésta en su educación.



 

"Educar la mente sin educar el corazón,

 

no es educar en absoluto"

 

Aristóteles